November 25, 2015
Escrito por
Dentalink
|
@Dentalink

La historia de Andrea en la Odontología animal

Odontología animal, para refugiados y rescatados

El tráfico de Animales es el tercer negocio más lucrativo del mundo, sólo superado por el tráfico de Armas y de Droga. En Chile y el resto del mundo existen distintos Refugios que reciben a aquellos animales víctimas de tráfico y maltrato. Yo trabajo en dos de ellos de forma voluntaria, en el Centro de Primates de Peñaflor, el cual es un Centro financiado de forma particular por Elba Muñoz y su Familia y en Bolivia en la Comunidad Inti Wara Yassi que es un Centro que tiene tres Refugios y está ubicado en  la Amazonía Boliviana, Selva del Chapare y en la zona de los Yungas al Oeste de Bolivia. En Chile afortunadamente no es tan común el tráfico de animales silvestres, pero en Bolivia es habitual el tráfico de animales, pese a la promulgación de algunas leyes a favor de la flora y fauna silvestre, muchas personas aún no comprenden el daño que hacen a la naturaleza y a los animales al sacarlos de la vida salvaje. Es así como en estas comunidades o Refugios, los animales son protegidos y se les brinda atención de salud y condiciones mejores de las que recibían en cautiverio, pues muchos de ellos son recibidos en un estado muy deplorable pues sus dueños, torturadores o maltratadores los han dañado mucho mientras los utilizan como  sus mascotas o lucran con sus vidas en Circos, Zoológicos u otros sitios.

Cada año la comunidad Inti Wara Yassi recibe cientos de voluntarios los que viajan desde distintos lugares del mundo para poder colaborar con este Refugio.

Los animales de este sitio en su mayoría son Primates, Grandes Felinos como Jaguares, Pumas, también pequeños felinos como Ocelotes, y también hay un Oso Andino y todos aquellos animales que necesiten ayuda.

Es una época muy compleja para CIWY, en esta época no hay tantos voluntarios, y son ellos quienes colaboran con la labor diaria de poder cuidar a más de mil animales que viven en los tres parques.

CIWY cuenta con 3 refugios: Parque Machía (Departamento de Cochabamba), Parque Ambue Ari (Departamento de Santa Cruz) y Parque JacjCuisi (Departamento de La Paz), los tres parques cuentan con la atención de profesionales Veterinarios y son divididos en las áreas de Clínica, Cuarentena y espacios para la rehabilitación de los animales, también trabajan voluntarios de larga estancia y profesionales que viajamos a apoyar al parque. En mi caso, yo voy tres veces al año para poder resolver todos los problemas Dentales que tengan los animales, ya sea por infecciones de origen dental, Traumatismos, Desgastes dentarios o heridas provocadas por terceros o por ellos mismos.

– Quizá te interese | Fundación salud oral

Es así como todos podemos ayudar, no importa el área, siempre hay algo que hacer. El mínimo de estadía exigido es de 2 semanas para Primates y pequeños animales y más de 1 mes para trabajar con Felinos.

Esta es la Historia de la Comunidad Inti Wara Yassi y mi trabajo en este lugar:

Mi función en estos parques se debe a que en Bolivia como en otros lugares ricos en fauna salvaje, se produce una triste realidad. Muchos animales son retirados de su hábitat por quienes desean comercializarlos a otros países o dentro del mismo lugar.

Los animales preferidos para el comercio ilegal, son aquellos que por su tamaño y características pueden ser usados como mascotas. Es el caso de los Monos Capuchinos, Monos Araña, Monos Ardillas, Aves, algunos reptiles y pequeños animales.

La crueldad y el maltrato no tienen límites, es así como en muchas ocasiones son sacados de sus lugares de origen en tubos con poco oxígeno, en cajas, en frascos, enrollados alfombras o cualquier elemento que evite que sean descubiertos. Es así como en el transporte mucho de ellos no sobreviven.

No es la única forma de crueldad animal, en muchos circos los animales son obligados a realizar ciertas acciones en contra de su voluntad, maltratándolos para lograr sus objetivos.

Un hermoso lugar que recibe a todos estos animales, víctimas de tráfico, abandono y maltrato es la Comunidad Inti WaraYassi en Bolivia.

         CIWY es una ONG, sin fines de lucro fundada en Bolivia el año 1992 y que tiene por fin resguardar el medio ambiente y a todos los seres que habitan en él. Su MISIÓN es inspirar a la comunidad a la recuperación de la Biodiversidad; su VISIÓN es ser un ente de referencia para el resto del mundo.

El nombre de CIWY tiene un gran significado, así Inti representa al Sol en Quechua, Wara a la Estrella en Aymará y Yassi a la Luna en Chiriguano-Guaraní.

Esta comunidad divide su trabajo en los tres parques que son parte de CIWY, además de la educación ambiental en defensa del medio ambiente y las acciones en defensa de la flora y fauna silvestre.

Esta comunidad Boliviana, alberga a cientos de animales que han sido traídos a este lugar víctimas del tráfico, maltrato o abandono de quienes han sido sus dueños. Luego de realizar la recepción de los animales, son destinados en primera instancia a la Clínica Veterinaria, en la cual son vacunados, desparasitados y atendidos si es que presentan alguna enfermedad. Luego de estar un tiempo en la clínica pasan a una segunda etapa llamada Cuarentena, en la cual se observa su comportamiento y se hace lo posible rehabilitarlos para la siguiente etapa que es la liberación.

No todos los animales podrán ser liberados, muchos de ellos se encuentran en muy mal estado y seguramente permanecerán en el parque durante mucho tiempo o quizás para siempre, otros vivirán en condiciones de semi-libertad y los que están en mejor estado, luego de un tiempo serán liberados y reintegrados a su hábitat original.

– Puedes leer | La historia de Andrea en La comunidad Gitana –  Odontólogos sin fronteras

PARQUE MACHÍA

Este parque fue el primero en ser construido en el año 1996, en ayuda de los animales salvajes. Machía significa Serranía en lengua nativa Yuracaré.

Actualmente este parque alberga a cientos de animales rescatados entre los cuales se cuentan Monos Araña, Monos Capuchinos, Monos Ardillas, Monos nocturnos entre otros. También cuenta con pequeños animales tales como Tejones, Tayras, Kinkajous y otros, además de Pumas y Ocelotes y variedad de reptiles.

 

PARQUE AMBUE ARI

Este parque es creado en el año 2003 con ayuda de organizaciones inglesas, Quest Overseas y Amigos de Inti WaraYassi, este terreno de 806 hectáreas acoge especialmente a felinos silvestres, también a primates y otros mamíferos que habitan en la región. Ambue Ari significa Otro día en Guarayo.

Se ubica a 348 kms, en la carretera al norte de la ciudad de Santa Cruz a una altitud de 247 metros sobre el nivle del mar y tiene una temperatura media de 24º a 40º y su idioma nativo es el Guarayo.

Este refugio es creado para extender el espacio para albergar a animales silvestres y habitan acá principalmente Pumas, Jaguares y Tapires entre otros animales.

 

PARQUE JACJ CUISI

Fundado en el año 2008, este parque pertenece al Departamento de La Paz, ubicado cerca de la localidad de Rurrenabaque al norte de la ciudad de La Paz en la Selva del Beni. Este sitio tiene más de 300 hectáreas ubicado a 25 kms de la población de San Buenaventura. JacjCuisi significa en lengua indígena Tierra de los Sueños en lengua indígena Mosetén-Tacana.

En Chile también existe tráfico de animales Salvajes, existe en Peñaflor un refugio de Animales, el Centro de Primates, Dirigidos por Elba Muñoz, quien al igual que los Voluntarios Bolivianos, dedica su vida a rehabilitar a cientos de animales víctimas de tráfico y maltrato que son recibidos en este centro que se preocupa de su salud, alimentación  y recuperación.

Mi labor en ambos lugares es contribuir de forma voluntaria a mejorar su salud, en mi área, la Odontología y poder retribuir de alguna forma la gran labor que estas personas y los voluntarios realizan no solo por estos animales sino por la fauna y por un beneficio a la humanidad.

Afortunadamente en nuestro país (Chile) no es tan frecuente, pero ocurre. Las personas muchas veces no entienden que los animales silvestres o salvajes,  aunque son hermosos,  no son mascotas y deben estar en su ambiente. Probablemente la gente no sabe que cada vez que compran un animal silvestre están potenciando el tráfico y el maltrato, probablemente la muerte de las madres de estos animales y un desequilibrio en la ecología que altera directamente la biodiversidad y tiene repercusión en los seres humanos también.

La soberbia humana muchas veces no permite comprender que los animales son como niños pequeños que debemos cuidar y proteger, son indefensos y muy fieles y que cuando se habla del prójimo hablamos de todos, seres humanos y animales, todos compartimos el mismo lugar y debemos aprender a convivir y a respetarnos.

Hay tantos animales que sufren, no sólo los animales que visito en la selva, cada día en las calles vemos cientos de perros abandonados, los cuales están ahí por la irresposabilidad de los seres humanos, es nuestro rol como ciudadanos no permitir el maltrato animal y denunciar, ellos tienen el mismo derecho que nosotros a vivir y tener las mejores condiciones de vida.

La vida de quienes somos voluntarios conlleva mucho compromiso y también mucho trabajo, pues solventar los costos del voluntariado significa trabajar muchísimo para poder viajar o dedicar días o semanas a esto, pero es algo que vale la pena vivir.

Cuando ingresé a estudiar odontología, nunca pensé que podría desarrollar en mi carrera una de las áreas que más me gusta en la vida, trabajar con animales.

Gracias a Odontólogos sin Fronteras, ONG que actualmente presido en Chile, pude conocer hace varios años a la Comunidad Inti Wara Yassi, organización que trabaja con el fin de poder ayudar a los animales salvajes que han sido abandonados o torturados y que son recibidos en esta comunidad en algunos de sus tres Parques, Jacj Cuisi, Ambue Ari y el más grande de todos, el Parque Machía.

Mi primer viaje, fue el año 2011, en ese entonces en último año de mi carrera, desde esa fecha y hasta el día de hoy siempre he viajado de forma periódica, dos o tres veces al año a trabajar de forma voluntaria para los animales.

No sólo las personas sufren de problemas Odontológicos, también los animales y al ser un área muy específica que no es común en la veterinaria, podemos realizar junto a estos profesionales una atención integral debido a que en los animales víctimas de tráfico y maltrato tienen muchos problemas dentales.

El objetivo principal de mis viajes es poder atender a la mayor cantidad de animales en una semana que es lo que dura mi estadía. Estuve hace dos meses en la Amazonía, ahora también estoy rehabilitando los Picos de las Aves que están dañados por algún motivo y recientemente y uno de mis desafíos más grandes fue trabajar con un Jaguar llamado Sama, de aproximadamente 15 años de edad, que corresponde a un Jaguar mayor y por lo tanto difícil de manejar debido a que la anestesia general en animales mayores es bastante compleja y no contábamos con Anestesia Inhalatoria sino con Inyectable y era muy difícil monitorear sus signos en la espesa Selva Amazónica.

El problema de Sama eran sus cuatro Colmillos, debido a traumatismo generado probablemente por morder constantemente elementos duros, causaron en él la fractura coronaria de estos cuatro dientes, con la consiguiente infección y re-infección. El daño en los animales se puede observar fácilmente, pues sus vías de drenaje de infección, Fístula,  no es interna, dentro de la boca,  como en las personas, sino externas, en la piel, por lo cual resulta muy evidente el proceso de infección, el cual era tratado por los veterinarios con antibióticos de forma constante pero sin poder eliminar el foco, que en este caso fue realizar un Tratamiento de Conducto o Endodoncia en los cuatro Colmillos en un periodo corto de tiempo, el tiempo que duraba la anestesia, en una sola sesión y los cuatro de una vez.

Una infección o dolor para los animales, significa disminuir la calidad y cantidad de alimentación, pues aunque siguen alimentándose lo hacen con dificultad y bajan de peso de forma progresiva, poniendo en riesgo su vida.

En esa ocasión y para acelerar la atención, trabajé con un Micromotor Dental, para la apertura, Limas especiales, un Localizador Apical Electrónico para medir la longitud del Conducto, para ello llevamos un grupo electrógeno a la profundidad de la Selva y en la Jaula de Sama de unos 800 mts cuadrados realizamos el procedimiento. Para no arriesgar nuestra vida, la de los Veterinarios, un Médico Chileno y la mía, decidimos trabajar por primera vez desde fuera de la Jaula y amarrar a Sama pues los animales pueden despertar de forma sopresiva y atacar pues ellos no entienden que el tratamiento que estamos realizando es por su bien y para mejorar su calidad de vida.

Hace dos tres años en un procedimiento, en mi primer trabajo con una Puma, se despertó mientras la suturaba. Fue un gran susto, pero los veterinarios reaccionaron rápidamente y pudieron dormir nuevamente a Wayra la Puma y poder continuar con el tratamiento.

En poco tiempo y de forma excepcional, en 40 minutos realicé la apertura, limpieza y obturación de los conductos de los 4 Colmillos, siempre es contra el tiempo y generalmente tardo 20 minutos por cada uno pero esta vez y debido a que a Sama no lo podrán dormir otra vez por su edad y puede fallecer debido a la anestesia, decidimos hacer el tratamiento de los cuatro colmillos de una sola vez, en forma simultánea y con el gran apoyo de los 3 veterinarios que ahí estaban. Luis Morales, Luis Beltrán, ambos profesionales Bolivianos y Susana de Colombia. En todas las ocasiones trabajamos en una sesión con muy buenos resultados, lo veterinarios realizan el control durante varios meses y los animales no han presentado infecciones nuevamente.  En mi trabajo con animales he realizado más de 100 Endodoncias en animales, entre ellos monos Arañas, Capuchinos, Tejones, Tairas, Jaguares, Pumas, Ocelotes, entre otros en estos. Pero lamentablemente la mayor cantidad de procedimientos son Quirúrgicos pues su estado de salud bucal está muy deteriorado.

En los monos generalmente su principal problema Dental es que las personas, que los tienen en sus casas como mascotas, para evitar que muerdan les cortan con un alicate los cuatro Colmillos con la consecuente infección que esto provoca.

En uno de mis viajes también trabajé con Elsa, una Puma que también presentaba periódicamente infecciones de origen dentario y fistulas o drenajes de infecciones externas que controlaban los Veterinarios con Antibióticos.

El foco de infección de Elsa eran dos molares, superiores derecho e izquierdo que por el grado de compromiso no pude restaurar y el tratamiento fue la Exodoncia y la Sutura del sitio.

Antes de cada tratamiento es bastante el tiempo de espera. Ingresan primero los Veterinarios, dardean al animal, lo anestesian y luego con códigos me avisan que ya puedo entrar.

Después de cada tratamiento me quedo varias horas esperando a que despierten, con los Veterinarios, fuera de la Jaula para controlar que todo ha salido bien. Son horas de espera hasta que el animal se reincorpore, nunca me voy hasta que despierten y nos quedamos conversando esas horas con los veterinarios.

La Anatomía de los animales es bastante distinta entre cada uno de ellos. Cuando recién comencé, trabajé con un Odontólogo de Caballos, Jorge Villegas y realicé tratamiento a alguno de sus Caballos, con quien aprendí bastante. Lo de los Equinos era nuevo para mi pero todas son experiencias que me han ayudado a conocer distintas especies.

Cada vez que viajo sé qué animales veré, entonces estudio la anatomía de cada uno para no cometer errores pues el tiempo es muy corto, siempre pregunto antes de comenzar: ¿Cuánto tiempo tengo? y ellos me dicen los minutos y comienzo mi labor.

En las últimas visitas he viajado con un médico Chileno, el Dr. Carlos Al Zafari, quien nos apoya en la Selva por si a alguno de nosotros resulta herido y también  examina a los voluntarios, los cuales llevan meses o años trabajando ahí y que muchas veces presentan enfermedades sobre todo parasitarias debido a que el agua en este lugar presenta altos grados de contaminación.

En mi último viaje, pude trabajar en la reparación de los Picos de las Aves, utilizando materiales Dentales y colores que pudieran simular su apariencia y recuperar su función.

Ayudar a los animales es ayudarnos a nosotros mismos, todos tenemos una función en la vida y poder contribuir a la conservación es una gran ayuda para nuestro planeta.

Todos podemos ser voluntarios, la Comunidad Inti Wara Yassi necesita personas que se quieran comprometer, entregar  su tiempo y permanecer semanas o meses para contribuir en la recuperación de la Fauna Silvestre.

Durante el Verano es un buen momento para viajar, el contacto con la naturaleza y la ayuda a estos animales puede ser una experiencia muy gratificante y una de las mejores experiencias de vida.

 

Escrito por, Doctora Andrea Valenzuela Frantischek  

Presidenta de Odontólogos sin Fronteras Chile

Visítalos en: www.osfchile.com

Si quieres saber más sobre esta comunidad  Boliviana visita www.intiwarayassi.org,

En Chile si quieres conocer la labor del Centro de Primates ingreasa a www.centrodeprimates.com

Dentalink

Somos el software dental más usado en América Latina. Tenemos como misión ser el aliado tecnológico para la gestión y administración de consultorios y clínicas dentales. Apoyar a los odontólogos a generar más sonrisas en el mundo, es nuestra pasión.
marketing@dentalink.net